HISTORIA

EL DIA QUE RATZINGER SUBIO A LOS CIELOS

Posted on Actualizado enn

La inquietante y devastadora renuncia de Ratzinger

2013022778papa_int

jose_antonio_zarzalejos_int

José Antonio Zarzalejos
La falta de ‘vigor’ físico y espiritual la ha transformado Benedicto XVI en una enorme fortaleza. Porque, al no poder hacer frente a lo que él ha denominado “suciedades de la Iglesia” -le angustiaban-, las ha dejado al descubierto con su renuncia. El anterior parece ser un diagnóstico ampliamente compartido sobre la significación de la abdicación del Papa que rompe una tradición de más de cinco siglos en la Iglesia católica. El “pastor rodeado de lobos”, según feliz metáfora del Corriere della Sera, ha ganado terreno hasta en la intelectualidad agnóstica y descreída. El artículo de Mario Vargas Llosa (“El hombre que estorbaba”) y el de Paolo Flores d´Arcais (“Un lugar para un papa emérito”), ambos publicados en el diario El País, rezuman admiración por el Pontífice dimisionario. Los dos intelectuales, de confesada increencia, se felicitan de que Ratzinger haya abordado la pederastia -autores y encubridores, hayan sido sacerdotes o prelados- hasta donde sus fuerzas se lo han permitido y, al mismo tiempo, han subrayado el arrojo del Sumo Pontífice al imponer las cuentas claras en el IOR vaticano pese a las zancadillas de una parte de la curia, que no le ha sido ni colaborada ni fiel.
Sin embargo, que la decisión de Benedicto XVI haya sido la de renunciar para desembozar a los corruptos, a los insidiosos y a los delincuentes, no deja de ser alarmante para la comunidad católica, pero también para el mundo. La Iglesia ha sido la gran civilizadora de Occidente, el mejor vehículo cultural de los siglos oscuros medievales, la suministradora de valores morales transmutados en laicos en las sociedades modernas, la referencia de la trascendencia del hombre y la representación constante de una idea de Dios. Que Joseph Ratzinger decline por su magistratura por ancianidad es una tragedia, no por el hecho en sí -tan humano, tan lúcido y tan generoso- cuanto porque sus ojos cansados y su pulso tembloroso no han podido soportar tanta basura acumulada que a él ha debido parecerle tan insufrible y maloliente.
Escribe Vargas Llosa esto tan terrible: “La decadencia y mediocrización intelectual de la Iglesia que ha puesto en evidencia la soledad de Benedicto XVI y la sensación de impotencia que parece haberlo rodeado en estos últimos años es sin duda factor primordial de su renuncia, y un inquietante atisbo de lo reñida que está nuestra época con todo lo que representa vida espiritual, preocupación por los valores éticos y vocación por la cultura y las ideas”. Es verdad. Y lo es tanto que el catolicismo -más aún, la espiritualidad inmanente a lo humano- se agosta en Europa y es feraz en las áreas jóvenes del planeta a través de nuevas creencias, sectas y disidencias ante las que la Iglesia no sabe o no puede competir
Para el filósofo italiano Paolo Flores d´Arcais “Vatileaks, el escándalo de las filtraciones de documentos reservados, no es más que la punta del iceberg, lo que hemos podido llegar a conocer nosotros, los comunes mortales, pero Benedicto XVI ha podido abrazar por entero, en su devastadora amplitud, y el informe de los cardenales Herranz, Tomko y De Giorgi debe haberle dejado literalmente desolado, sobre todo porque en todas las nauseabundas intrigas que desfiguran el rostro de la Iglesia (palabras literales del Papa) está siempre metido hasta el cuello su más estrecho colaborador desde los tiempos de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Tarcisio Bertone (…)”. Palabras estas difícilmente rebatibles porque el Pontífice antes de marcharse hoy a ‘esconderse’ del mundo, se ha tomado el cuidado de retirar al segundo de la Secretaría de Estado -longa manu de Bertone- enviándole de nuncio apostólico a Colombia. Ha tumbado también la presencia del único cardenal británico en el cónclave (O´Brien) y todos esperamos que a él no asista el cardenal Mahony, confeso encubridor de pederastas y recluido a la privacidad por el ordinario de Los Ángeles al que está ahora sometido.
Inquieta la renuncia del Papa porque confirma los peores temores y nos desposee de un instrumento -él mismo- para combatir los miedos que aquejan a los católicos por las “suciedades que desfiguran el rostro de la Iglesia”. En estos tiempos de mediocridad, de desprecio intelectual, de vulgaridad y codicia, Joseph Ratzinger era un Papa luminoso, discreto, intelectual, elegante, transparente y santo. Al refugiarse del mundo sobre el que ha desempeñado su tutela moral en una clausura silente, deja una devastadora inquietud de la que nos advierten los agnósticos de alma elevada -como Vargas Llosa o Flore d´Arcais- y callan sin embargo los publicistas católicos que, tan curiales como los que han traicionado al Papa, persisten en negar las evidencias y exculpar a los delincuentes.
Benedicto XVI recuerda en estos momentos al Cristo que, látigo en mano, expulsó a los mercaderes del templo. Pero en vez de ira divina, Ratzinger se ha retirado proyectando luz sobre la tarea de su sucesor al que van a elegir -quiera Dios que más allá de sus previsiones- algunos de los que han protagonizado el calvario de este hombre justo cuya desaparición conmueve al mundo, pero alarma y devasta los espíritus de quienes lo tengan entrenado en la detección de los enormes peligros de totalitarismo inmoral que lo amenaza al orbe.

P.C.G. MADRID 28/02/2013.

DIOS LO TENGA EN SU SANTA GLORIA, POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS ¡AMEN!

QUE LA SUCIA CONCIENCIA, DE LA QUE PARA ALGUNOS HA SIDO SU INQUIETANTE VIDA, TE PERSIGA POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS…

FELIPE GONZALEZ: ‘EL PSOE HA PERDIDO LA VOCACIÓN DE MAYORÍA Y DEBE RECUPERARLA’.

Posted on

1354450330_4

Homenaje por los 30 años de su primer Gobierno.

Europa Press | Madrid

Felipe González ha advertido este domingo de que el PSOE ha perdido su “vocación mayoritaria” y le ha llamado a recuperarla con un proyecto creíble. Alfredo Pérez Rubalcaba ha respondido que se propone hacerlo con un plan de “radicalismo reformista”.

El PSOE ha perdido la vocación de mayoría y tiene que recuperarla, y tiene que hacerlo mirando a la sociedad, no de manera sectaria sino con espíritu de consenso y capacidad de dialogar“, ha proclamado, en el acto de homenaje a los 30 años de su primer Gobierno celebrado en el Palacio de Congresos de Madrid a modo de coloquio entre González y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Ya en 1982, ha explicado, él tenía esa vocación de alcanzar la mayoría absoluta aunque su partido no lo creyese posible: “No pensaba en con quién nos íbamos a coaligar, tenía vocación mayoritaria”.

Además, ha incidido en que para lograr la confianza de la mayoría es necesario que un líder político se vea capaz de ofrecer un proyecto creíble para la mayoría y ha avisado de que la “debilidad” del PSOE será debilidad de España, de manera que los socialistas tienen que recuperar su proyecto.

González ha arropado al PSOE frente a quienes les reprochan haber incurrido en contradicciones cuando gobernaban porque, a su modo de ver, “todos los partidos con vocación mayoritaria” tienen que “soportar contradicciones”, y ha añadido que él está siempre dispuesto a revisar sus posiciones “en beneficio del proyecto y la hoja de ruta”.

En su opinión, el proyecto como mejor se hace es debatiendo con la sociedad más que en un debate interno, para remachar: “Pero si van a hacer un debate interno, ahora que dicen que hay que escuchar a las bases, no digan que hay que hacer debate de ideas, pongan una sobre la mesa“.

Rubalcaba

Por su parte, Rubalcaba ha replicado que, para reclamar apoyo mayoritario a los ciudadanos tiene que construir un proyecto que dé respuesta a las preocupaciones mayoritarias. Para eso, ha dicho, el PSOE debe hacer algo parecido a lo que hizo en 1982, no hacer un programa electoral más, sino dar hacer un proyecto con “profundidad”, “algo que la derecha no tiene”. “Avanzar en el radicalismo reformista como hicimos entonces”, ha resumido, hacer una “revisión profunda y un proyecto de país”.

Para Rubalcaba, está claro que en la crisis actual han reaparecido problemas que hubo que resolver hace 30 años: el problema territorial, la crisis económica o el Estado del bienestar que entonces se construyó y ahora debe mantenerse.

En un momento del coloquio ha tomado la palabra José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha aprovechado para opinar en este debate sobre la situación que vive el PSOE. El ex presidente del Gobierno ha reclamando que el partido se mantengan “los afectos, la lealtad y la unidad”. También ha incidido en que es necesaria “una España de más entendimiento” y “una democracia que se relegitime día a día”.

En el auditorio, lleno para la ocasión, estaban además el ex vicepresidente Alfonso Guerra, 40 ex ministros socialistas y decenas de cargos y ex dirigentes socialistas. Para acabar, González ha dado las gracias a los españoles y a su partido, utilizando una frase del ex presidente del PSOE Ramón Rubial: “Mientras aguante el cuerpo, contad conmigo”. “Devuelvo la gratitud a los ciudadanos, que me seguían votando incluso cuando yo ya estaba harto de mí mismo, y al PSOE que en los momentos más difíciles mantuvo la apuesta, incluso cuando tuvimos que soportar contradicciones, como todos los partidos con vocación mayoritaria”, ha manifestado.

LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU APRUEBA LA INTEGRACIÓN DE PALESTINA COMO ESTADO OBSERVADOR

Posted on Actualizado enn

La iniciativa ha logrado el apoyo de 138 de los 193 países que forman parte de la Asamblea

 29 NOV 2012 – 23:21 CET

Por una abrumadora mayoría, la Asamblea General de Naciones Unidas admitió este jueves a Palestina como “estado observador”, lo que implícitamente supone el reconocimiento, por parte de la organización más representativa de la voluntad internacional, de la soberanía de los palestinos sobre el territorio ocupado por Israel desde 1967. Esta decisión, con 138 votos a favor, 41 abstenciones y 9 en contra, abre un nuevo capítulo en un conflicto que se prolonga por más de seis décadas y deja a Israel y a Estados Unidos en el mayor aislamiento diplomático que han conocido jamás. Los nueve países que han votado en contra son Estados Unidos, Israel, Canadá, República Checa, Panamá, Palau, Micronesia, Nauru, y las islas Marshall.

“La ocupación debe terminar. No necesitamos más guerras para comprender la importancia de la paz”, advirtió el presidente palestino, Mahmud Abbas, ante la Asamblea General. El mandatario proclamó, tras recibir una larga salva de aplausos: “Palestina se presenta en la ONU porque cree que estamos en un momento decisivo, ante la última oportunidad para llegar a la solución de los dos Estados”. “Ha llegado la hora de que el mundo diga basta a la ocupación”, agregó.

La votación no supone la admisión de Palestina como miembro de pleno derecho de la ONU, un paso que corresponde al Consejo de Seguridad, ni tiene consecuencias inmediatas en cuanto a la creación efectiva de un Estado. Pero da a los palestinos renovada legitimidad en su lucha contra la ocupación y llama la atención mundial sobre la urgente necesidad de poner fin a un problema que explica en gran medida el clima permanente de inestabilidad y violencia en Oriente Próximo.

Pese a todo su esfuerzo por reducir la transcendencia de esta votación, el resultado deja claramente en evidencia la posición insostenible en que Israel se encuentra para continuar la ocupación y la difícil situación de Estados Unidos como su único e incondicional valedor. Para EE UU el problema es doble, puesto que sus intereses en la región son múltiples y está obligado a jugar un papel decisivo en la promoción de las negociaciones de paz.

Ahora solo les queda a ambos un intento de contención de daños. Poco antes de la votación, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, hizo “un llamamiento urgente a las dos partes para que eviten acciones que, de alguna manera, pudieran dificultar la reanudación de negociaciones”. Washington pretende evitar que los palestinos acudan, como pueden hacer con su nuevo estatus, a la Corte Penal Internacional (CPI) o al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya contra Israel, lo que, definitivamente, alejaría cualquier posibilidad de diálogo, e intenta evitar también que Israel tome represalias, en forma de sanciones económicas o nuevos asentamientos, contra los palestinos. Al mismo tiempo, la Administración procurará que el Congreso norteamericano no congele los fondos de ayuda a los palestinos, lo que será difícil porque el apoyo a Israel en el Capitolio es mucho más categórico que en la Casa Blanca.

Israelíes en las calles de Tel Aviv celebran el anuncio de la partición de Palestina el 30 de noviembre de 1947. / Jim Pringle (AP)

Si ninguno de estos escenarios más catastróficos se produce, si nadie trata de aprovechar este momento en su particular beneficio, no es imposible que la votación en la Asamblea General abra el paso a nuevas negociaciones de paz. Pocas veces como en esta jornada en la ONU se habrá visto con tanta nitidez que Palestina está ahí, soberana o no, y que la solución de dos estados vecinos y pacíficos es la única que beneficia a ambos.

Pero esa evidencia, tan solemnemente corroborada en Nueva York, no ha hecho más fácil en el pasado el diálogo palestino-israelí ni tiene por qué, necesariamente, hacerlo ahora. Múltiples factores conspiran en estos momentos contra las negociaciones: la proximidad de las elecciones en Israel, el reciente ascenso de Hamás, la interinidad en la que vive la Administración de EE UU —especialmente su política exterior—, la debilidad de Europa para convertirse en agente promotor de la paz. Todo eso se podría superar si los principales protagonistas, Israel y los palestinos, tuvieran voluntad de llegar a un acuerdo. Como se demostró en Oslo en 1993, ambos son capaces de entenderse, por encima de cualquier adversidad, cuando quieren hacerlo.

Sin embargo, Israel considera que el reconocimiento obtenido por Palestina en la ONU supone una violación de los acuerdos alcanzados en Oslo, por cuanto equivale a la ruptura del compromiso de hacer las cosas de forma bilateral, sin tener en cuenta los numerosos asentamientos judíos construidos unilateralmente desde esa fecha y la reciente negativa del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de aceptar las fronteras de 1967, aceptadas por Barack Obama, como la base para negociar el estado palestino.

Para Obama esta votación de la Asamblea General es, en cierta medida, una frustración y un fracaso personal. Obama llegó, en la presión a Netanyahu, todo lo lejos que puede llegar un presidente de EE UU que quiera conservar su puesto. Es sabido que el primer ministro israelí no respondió a esa presión. Ahora, también los palestinos desatienden sus recomendaciones y acuden a un foro con larga tradición de proporcionar largas sesiones de aplausos pero muy pocos resultados tangibles.

Diálogo entre Colbert y Mazarino acerca del Estado y la gente, durante el reinado de Luís XIV de Francia, el Rey Sol’•

Posted on Actualizado enn

 

PARA REFLEXIONAR, EN ESTE SIGLO XXI.

 Diálogo entre Jean Baptiste Colbert -ministro del rey de Francia y el Cardenal Mazarino acerca del Estado y la gente, durante el reinado de Luís XIV de Francia, el ‘Rey Sol’:

Colbert:

Para conseguir dinero, hay un momento en

que, engañar [al contribuyente] ya no es

posible. Me gustaría, Señor Superintendente,

que me explicara cómo es posible continuar

gastando cuando ya se está endeudado hasta

al cuello…

Mazarino:

Si se es un simple mortal, claro está, cuando

se está cubierto de deudas, se va a parar a la

prisión. Pero el Estado…!!! cuando se habla

del Estado, eso ya es distinto!! No se puede

mandar el Estado a prisión… Por tanto, el

Estado puede continuar endeudándose. Todos

los Estados lo hacen!

Colbert:

Ah sí? Usted piensa eso? Con todo, precisamos de dinero. Y cómo hemos de

obtenerlo si ya creamos todos los impuestos imaginables?

Mazarino:

Se crean otros.

Colbert:

Pero ya no podemos lanzar más impuestos sobre los pobres.

Mazarino:

Es cierto, eso ya no es posible.

Colbert:

Entonces, ¿sobre los ricos?

Mazarino:

Sobre los ricos tampoco. Ellos no gastarían más y un rico que no gasta, no deja

vivir a centenares de pobres. Un rico que gasta, sí.

Colbert:

Entonces cómo hemos de hacer?

Mazarino:

Colbert, tú piensas como un queso de Gruyere o como el orinal de un

enfermo!!. Hay una cantidad enorme de gente entre los ricos y los pobres!! Son

todos aquellos que trabajan soñando en llegar algún día a enriquecerse y

temiendo llegar a pobres. Es a esos a los que debemos gravar con más

impuestos…, cada vez más…, siempre más! A esos, cuanto más les quitemos,

más trabajarán para compensar lo que les quitamos¡¡. Son una reserva

inagotable!!.

Y hoy, cuatro siglos después…., el diálogo está vigente.