AMISTAD

CON EL AIRE DE TU PAÑUELO

Posted on Actualizado enn

IMG-20160730-WA0019

Dicen, que al ir deambulando por el mundo, vamos  quemando etapas y cerrando ciclos, yo no puedo estar de acuerdo con esta afirmación ya que mi forma de verlo es otra, creo que cuando deambulamos por el mundo, entiendo que vamos sumando etapas no creo que las terminemos quemando, Las sumamos y de esa suma es de donde termina saliendo nuestra experiencia de vida, pasamos por ellas y de ese paso también sale nuestra historia personal.

Decir que algo se acaba, es como negar la existencia dado que ya sabemos que la energía no se crea ni se destruye solo se transforma. ¿Porque digo todo esto? pues bien, porque hay una persona muy especial a la cual hoy quisiera rendirle el más emotivo de mis pensamientos, ella es como el cascabel que siempre pone su melodía en los silencios más sórdidos, ella, es una mujer valiente, abnegada, amiga de sus amigos y de los que no lo son., aun así, también, ellas es única e irrepetible, luchadora incansable cual guerrero aguerrido del medievo, sus mayores fuerzas, salen de su gran flaqueza, de sus momentos de baja forma y de postración, pero ella, resurge siempre como ese ave fénix que desde la cenizas alza su vuelo para tocar el más alto de los cielos.

En la oscura noche del dolor, también salen a su paso luciérnagas hermosas que le alumbran el camino cada día, son tres; ¡Pero que tres! Estas luciérnagas que saben bien por donde deben llevarla, cual es el camino, cual el momento y cuál es la hora. Desde el silencio más absoluto se deja escuchar,  el revoloteo de sus alas y el susurro en sus paseos.

Cuando se inicia  el día y desde la luz del amanecer, se abre otro despertar ella es consciente de que de nuevo sale el sol y será uno más para poner en la cuenta, ya que nos dará su compañía. Seguimos sumando, avanzamos, nos unimos y reímos, lloramos, discutimos, nos entendemos y nos ayudamos ¿Se puede pedir más? ¿Y a esto lo quieren llamar quemar etapas? Empiezo a pensar que la aritmética también tiene lagunas y me pregunto ¿Por qué? y encuentro respuesta; Sencillamente es porque los números no sienten, ni viven, ni padecen, sólo son números y como tales solamente sirven para hacernos ver, cuanto y que cantidad. Los números son crueles o los hacemos así, por eso no puedo estar de acuerdo con aquella primera afirmación, las etapas nunca restan siempre suman esta es  otra de las lagunas de la aritmética.

En esta suma de experiencias, el destino ha querido que ella, estuviera en el incomparable marco de la escena de mi vida. Gran mujer, excelente amiga, extraordinaria compañera y hasta comprensible cuando de mi boca salen algunas retahílas que cual látigo golpean sus tímpanos sórdidos prestados al desasosiego del miedo.

Pues no mi querida compañera y amiga, no, esto no es una despedida, esto es abrirte los ojos una vez más  para que sientas un mensaje coherente,  lleno de libertad y vida.

Hoy iniciamos otro nuevo paréntesis en el tiempo que terminará formando una nueva experiencia y acabará sumándose a ese todo necesario para continuar viva. Nuevas emociones, nuevos momentos, nuevas personas, en definitiva, se inicia ahora solamente, una nueva forma, de encarar tu vida.

Nos contaremos nuestras cosas como siempre y seguiremos nuestros destinos, pero convergeremos en el lugar de siempre, en lo más hondo del sentimiento donde la amistad y el cariño está claro que  siempre existen.

Con toda mi admiración a esa gran mujer que es Begoña Campos, quien con el aire de su pañuelo en los momentos que pasamos juntos, ha sabido, sabe y sabrá poner la mejor de las sonrisas a los peores momentos, el mejor deseos en las situaciones más adversas, la más grande de las ayudas siempre que es necesaria  y lo más importante su sencillez, para hacer de cada día, el mejor de los momentos.

Con todo mi cariño Pedro.

Madrid 30/07/2016

IMG-20160730-WA0020

P.C.G. –  Madrid.

Anuncios

CARTA A UN AMIGO QUE SE MARCHA, NO ES UN ADIOS, ES UN HASTA SIEMPRE.

Posted on Actualizado enn

fernando

13 de julio de 2013, una fecha para no olvidar, este día, quedará unido en mi recuerdo por una estrecha amistad, que tras desacuerdos, desavenencias, diferencias de criterios y opiniones, así como controvertidos puntos de vista, fue abriendo paso a un halo de tolerancia, de comprensión, de puntos en común, en definitiva, lo que en un momento nos pudo llegar a separarnos, en otro nos unió, para llegar a hacernos, amigos y colegas, respetando cada cual el espacio vital necesario.

Hoy 15 de julio, Fernando, muchos familiares, amigos, compañeros, hemos querido estar, en tu última puesta en escena, sentimientos controvertidos, se han dado cita una vez más, como siempre cuando compartíamos momentos estelares, pero en los que no hacía falta ni tan siquiera hablar de ello, todo tenía su peso específico, su razón, su momento y su espacio.

Hoy Fernando, han pasado por mi cabeza tantas ocasiones compartidas, tantas travesuras, tantos momentos entrañables. Fíjate, el destino ha querido que tu recuerdo se quede siempre unido a uno de los momentos de mi vida que para mí, es inolvidable; hoy hace 24 años, que inicié mi relación de pareja, tu, como otros de nuestros amigos, también formáis parte de esa historia y es por ello,  que ya estarás este día, en especial, en mi memoria, gracias por ello, aunque hubiese preferido, que el próximo año me hubieras acompañado y hubiésemos podido brindar, por el 25ª aniversario como en tantas ocasione lo hemos podido hacer.

Gracias Fernando por todo, gracias por haberme hecho crecer y por haberme dado la oportunidad de demostrarte que aunque las personas podemos tener diferente maneras de ver la vida, lo más interesante, es ir descubriendo, como son los sentimientos de cada cual y al final; estarás conmigo, que no existen tantas diferencias.

Desde estas líneas, mi más sincero sentimiento para Angelines Y para Fernando tu hijo, quien empezará a descubrir al lado de su madre, de su familia y de sus amigos, como lo hicimos nosotros, esa parte de la vida que nadie hace falta que te explique, para ellos mi cariño más especial y a ti, que decirte que no sepas, que te vamos a echar mucho de menos, pero que siempre te recordaremos como fuiste, con tus chistes, con tu alegría y con la defensa de los colores impresos en tu corazón el rojo y el blanco, que como en alguna ocasión hemos comentado, ser atlético, no es una pasión, es también un sentimiento, por eso Fernando, donde quieras que estés, no te olvides que aquí, tu lugar seguirá estando siempre.

Con todo nuestro cariño.

Pedro y Jesús.