MORGAN UN PEQUEÑO AMIGO CON GRAN CORAZÓN.

Posted on Actualizado enn

2222

La noche se encontraba fría, muy fría, el  momento fue un segundo, su corazón paró el ritmo y sus pulmones dejaron de funcionar, era la hora en la que Morgan abandonó esta dimensión para pasar a otra muy distinta, ya que “la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma”, el pequeño Morgan fue un ser muy especial al que en su día llegaron a  maltratar y lo dejaron al borde de la zozobra, su vida para entonces pendía de un hilo y su futuro era tan incierto que pasó largo tiempo hasta que pudo llegar a superarlo.

En su caminar se cruzó Adela, una mujer que sabe y comprende perfectamente y muy bien lo que es el mal trato, la humillación, la discriminación… Ella como Morgan, tenía un punto en común, lamentablemente, está claro, entre ellos nacieron unos lazos de cariño que los ha llevado a estar juntos hasta su último segundo. Para Adela Morgan era muy especial y Adela para Morgan igualmente, parece mentira que haya tenido que ser la desgracia y las tormentosas situaciones las que les juntasen.

Cuando analizo estas cosas me doy cuenta que entre los seres vivos, parece que el respeto, por el contrario; sea de la especie que sea, brilla por su ausencia. Es terrible ver como somos capaces de destruirnos sin piedad los unos a los otros en un espacio temporal efímero que terminará en su momento y desde luego lo que está claro es que nadie se llevará nada de aquí.

Hoy Morgan nos ha dado una lección de dignidad y de pundonor, siguió su camino y junto a Adela encontró el espacio necesario para poder desarrollar su existencia. Salieron adelante juntos desde el dolor de la incomprensión, pero almenos, pudieron compartir unos años que le ha servido para encontrar el equilibrio necesario para su existir.

Adela, quédate con todo eso, con los momentos vividos juntos, con sus caricias, sus besos, esos que en sus últimas horas quiso ofrecerte como despedida.

 Adela has sido un punto esencial en su existencia y has hecho que otro ser, viviese desde tus mínimas posibilidades lo mejor posible, rescataste a un naufrago de la tormenta y una nueva primavera se abrió entre vosotros, quédate con eso Adela, en la vida nadie es tan absoluto que no necesite de nada, ni de nadie, compartir es una parte de la esencia de los mejores y felices momentos.

Bueno Morgan, donde quieras que te encuentres, nos conocimos en la distancia, pero hay quien hizo posible que te llegase a conocer como si hubiésemos estado juntos siempre, Ella te dio su ilusión, su amor, su cariño y de alguna forma su vida y aunque ahora no podrá tenerte a su lado, hay mil cosas que nadie le podrá quitar.

Me gustaría darte las gracias por haber desarrollado una labor que los humanos deberíamos haber realizado y sin embargo no fuimos capaces de hacerlo, gracias por acompañar a la amiga Adela y gracias por haber llenado esos vacíos que en su vida sembraron algunas personas sin escrúpulos ni piedad y porque en ti nunca tuvo lugar la discriminación ni el engaño, siempre fuiste el fiel compañero que ella ha necesitado.

Morgan, buena travesía y que descanses para siempre.

Un beso grande Adela, te queremos.

P.C.G. – Madrid.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s