SE QUIERE CONVERTIR LA PARTICIPACIÓN DE UNA DRAG QUEEN EN UNA CABALGATA DE REYES EN UNA CUESTIÓN DE ESTADO; HIPOCRESÍA Y TOLERANCIA UNA CLARA DICOTOMÍA.

Posted on Actualizado enn

DSx5DSDXkAEz8SF

¿Qué es una persona hipócrita? Es aquella que pretende que se vea la grandeza y bondad que construye con apariencias sobre sí misma, propagándose como ejemplo y pretendiendo o pidiendo que se actúe de la misma forma, además de que se glorifique su accionar, aunque sus fines y logros estén alejados de la realidad, esto dice la Wikipedia y la RAE; Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan esto ya sería deseable que no ocurriese en nuestra sociedad, que por un lado crear marcos competenciales para la defensa de los Derechos Fundamentales y por otro lado vuelve la espalda a esa filosofía, recordaré a nuestros legisladores que el sentido mayoritario en los acuerdos en lo que se refiere a la relación social, es la base de una democracia plena. Todos los administrados que contribuyen al sostenimiento social deben de verse representado en el mismo.

je1Por otra parte ¿Qué es una persona tolerante? Es la persona que respeta las opiniones, ideas o actitudes de las demás personas, aunque no coincidan con las propias, esto es lo que nos dice Google, como se puede ver no es necesario hacer una tesis doctoral para comprender estos términos, Jean Paul Sartre , no decía; “Mi libertad se termina dónde empieza la de los demás” al igual nos hacía ver que  “Mi libertad se convierte en la libertad del prójimo” cuando mi propia libertad no es respetada.

 “La intencionalidad ya no es mi propia conciencia jurídica decía Sartre y continuaba exponiendo, ya no soy como en la reflexión mi propia mirada posada sobre mí y el yo -objeto- “mi objetividad” así creado se me escapa totalmente. No soy yo quien determina lo justo, lo injusto, lo verdadero, lo falso, lo lícito, lo ilícito. Es el otro quien invade mi mundo y posee mi conciencia. Soy poseído por otro y es necesario para mi defensa la creación o sujeción de las reglas del Derecho. La única forma de salvarme es que el otro las acate también; ya que, de lo contrario, mientras trato de esclavizar al prójimo, él trata de esclavizarme a su vez. Por ello, no se trata aquí de relaciones unilaterales con un objeto en-sí sino de relaciones recíprocas y móviles”.

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos35/jean-paul-sartre/jean-paul-sartre.shtml#ixzz53P3n7v9g

Estas sabias palabras, hoy como ayer tienen su desarrollo en el día a día, en la decisión de todos y en la tolerancia hacia el prójimo.

Cuando es aprobada una norma que sale de la voluntad soberana de sus representantes y no es asumida y respetada por el cuerpo social o por la mayoritaria parte del mismo, entonces dicha norma no es solución para nada, eso sería asumir una falta de consenso extremo, de ahí que la mayoría de las normas tarden tanto tiempo en ser aprobadas y puestas en marcha, después continúa dicha dilatación en el desarrollo de la misma hasta intentar el equilibrio social y la equidad necesaria.

“Sin consenso no hay regulación sino conflicto”

Otra cosa es el cambio de mentalidad social que conllevan los cambios legislativos. En algunos momentos incluso el incumplimiento de los propios acuerdos eleva su consecuencia a situaciones graves conflictivas y de intolerancia, llegando en su máxima expresión a la discriminación de la persona y de sus actos.

Todo esto es una reflexión precedente al hecho que ocurrió este año en Vallecas con la cabalgata de Reyes, así como vienen sucediendo con la cuadratura del círculo y con el bucle continuado, en la asunción y acción discriminatoria en lo que a la libertad de elección de género y desarrollo personal se refiere.

Entiendo y estoy convencido, que es equivocado y poco racional el desarrollo de los diferentes actos sociales desde la concepción más extrema puramente conservadora queriendo justificar esos desarrollos en nombre de la sacrosanta tradición como si a algunas personas, les fuera la vida en ello.

El desarrollo social y el de muchas situaciones, depende de todas y de todos, hacer más felices a gran número de personas, es una labor común, no discriminar por cuestión de género, es igual mente algo que afecta a la totalidad del cuerpo social.

Que una Drag Queen, con un grupo de actores ambiente una carroza de la cabalgata de Reyes no debería ser un motivo de escándalo, ni de crítica en una sociedad moderna y evolucionada, entiendo que debería ser un acto más, como cualquier otro, las cosas si se desarrollan con naturalidad, hacen que estén dentro de la norma sin ningún tipo de perjuicio.

No podré entender nunca los miedos que existe a que el desarrollo social no pueda darse desde una total libertad, cada cual debe desarrollar su personalidad desde los postulados personales que desee asumir y es por ello por lo que ese miedo no debería existir, si se quiere respetar la libertad total de la Persona. La educación de las mismas se desarrolla en diferentes sentidos, pero con objetivo único y común, la familia, la escuela el propio entorno social y la capacidad personal, hacen que la libre elección sea posible. Aquella parcela que más intente imponer su postura de manera irracional y prepotente con adoctrinamiento de la propia Persona, intentando modela la libre disposición de la misma, esa parcela, es desde el cotejo del conocimiento de las diferentes situaciones, la que mayor posibilidad de fracaso tiene, por eso hay miedos injustificados que no tienen mucho sentido, pero existen posturas discriminatorias que no pueden justificar ninguna de las posturas más radicales.

Una cabalgata es un acto social en el que intervienen múltiples personas ¿Se le pregunta a cada una de ellas su condición sexual y su desarrollo personal para intervenir en la misma? Un Drag Queen, no es más que un actor con una determinada forma de presentar su espectáculo y nada más, no representa otra cosa, aunque se le dé otros sentidos desde el lenguaje icónico, el resto son prejuicios de las personas que hacen de estas cuestiones su guerra particular. Para obtener un minuto de gloria, pienso que no es necesario pisotear la dignidad de los iguales para ello, la Tolerancia y el Respeto deben formar parte de la educación de todas las generaciones y al menos a quienes quieran hacer de esto una cuestión de Estado decirles, que no por mucho que intenten doblegaran la voluntad del sentido mayoritario de sus convecinos y con estas posturas, solamente hacen emerger las más ridículas de las situaciones; habida cuenta que la sociedad piensa y ya no se deja manejar por dogmatismos obsoletos, arcaicos y con un tufo rancio que hacen volver la cara.

P.C.G. – Madrid.

_dsyvdplxcaeju_cc9d499cDSy1AMnW0AISuMn


 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s