DESDE MI SILLÓN, UN AÑO MÁS ¿SEGUIRÉ VIENDO PASAR LA VIDA?

Posted on Actualizado enn

Sentado en mi sillón, a los acordes del Concierto de Año Nuevo desde Viena, voy dando un recorrido a los últimos 365 días y me parece mentira, otro año que, a nivel personal y general, ha estado marcado por acontecimientos de cierta importancia y por situaciones familiares adversas pero que ahora se van manteniendo en el tiempo.

Pienso que hace unos pocos días, parecía que se iba a acabar el mundo, todos nos disponíamos a celebrar las fiestas de Navidad, ahora pienso ¿Qué ha cambiado hoy?

¿Un cambio de dígito en el almanaque nos quiere hacer pensar que las cosas van a ser diferentes? Pues creo sinceramente que una vez más no va a ser cierto, mirad, los enfermos siguen malos, los que no tenían para comer, seguramente hoy no tendrán comida de año nuevo, los problemas legales, reposan en cima de la mesa de los magistrados, los que no tenían trabajo ayer, hoy siguen sin tenerlo, los refugiados siguen siéndolos, las mujeres desaparecidas por la lacra de la Violencia de Género no volverán; ¿Cuánto tardará en saltar la primera de 2018? La corrupción no termina de esclarecerse y Cataluña sigue enrocada en una situación cuya salida no se presupone fácil y si muy costosa, los jóvenes siguen desesperados y tenemos varias generaciones sin saber a donde van.

¿Qué cambian, uno, dos… dígitos? ¿Con ello llegan las soluciones? Pues realmente creo que lo que cambia es solamente, una hoja de calendario y poco más y en el peor de los casos habrá que ir a la papelería a comprar el del año en curso, ya si no nos hemos anticipado a ello.

Si uno, dos… dígitos cambiaran el mundo, creo que entonces deberíamos cambiarlos más a menudo ¿Por qué digo todo esto que es de cajón y que todo el mundo debe saber?

Hoy quisiera reparar y trasladaros; sería una satisfacción enorme poder conseguirlo, lo que desde mi propia perspectiva debería ser el sentimiento del cambio necesario, ese sentimiento que debe salir de la conciencia y el sentir personal. Nada va a cambiar si no somos capaces de hacerlo posible, ni unas uvas, ni unas campanadas, ni una cuenta atrás, ni cena de Navidad y Año Nuevo, ni la visita de los amigos… lo van a conseguir, solamente hay algunas cosas que, si cambian solas, como son las hojas de los árboles o el propio clima al que dichos séa de paso, estamos volviendo loco sin piedad.

En verdad sin la voluntad por y para el cambio, no se hace nada, no se logra evolucionar, al revés se involuciona y luego nos podemos sentar a lamentarnos y vendrán los lloros, los llantos y sus consecuencias.

Si consiguiéramos que cada cual reflexionase y cada día llegásemos a hacer una sola acción en positivo y en beneficio de la colectividad, el resultado sería extraordinario, estoy convencido, no es necesario hacer grandes cosas en muchos momentos, es solamente tener la voluntad de no perjudicar el espacio común y valorar lo que cada uno recibe y evaluar lo que al vecino le llega.

En estos momentos en España, se viven sentimientos muy encontrados que no tienen demasiada razón de ser, no puedo entender una sociedad sin diálogo ni coherencia en su conjunto, no es necesario saber quién tiene mayor grado de tozudez, lo que es necesario es saber quien tiene las soluciones y esto no es cuestión de una persona ni de dos, es el consenso de todos y de todas el que tiene que hacer llegar esas soluciones.

A menor escala, pasa lo mismo y en los núcleos más pequeños que conviven, igual es la propia familia a veces el lugar donde se fraguan las ideas más encontradas. Las actitudes y las formas hacen que se enconen las soluciones ¿Cuántas broncas familiares innecesarios habrán ocurrido estas Navidades y situaciones de tensión? y eso que estamos festejando. Nos enfrentamos por nuestras ideas, nuestra forma de pensar y de ver las cosas o por nuestro carácter cuando realmente existen más resortes para llegar a buscar salidas diversas.

No se acabó el mundo, hemos gastado lo habido y por haber; llegará el señor enero y su cuesta con las rebajas, hemos festejado y ahora viene el resacón, los buenos propósitos que en algún caso duran unos efímeros días y después, vuelta a lo mismo de siempre. Lo cierto y lo seguro es que esta situación no la vive todo el mundo, para que el cincuenta por ciento del mundo viva así y mejor, hay otra parte que lo vive a la inversa. Hablamos de solidaridad, de dejar unas migajas en alguna tele maratón; que realmente no llegará a donde debería llegar para que curen las heridas de nuestras conciencias. Realmente pienso, que es el cambio de las cosas el que debe hacer que los desequilibrios mengüen, las nuevas políticas y las actitudes positivas menos ambiciosas y avariciosas podrían hacer que el mundo tuviese un color diferente, pero es cuestión de todas y de todos.

Las grandes fortunas, los inmensos capitales y las tendencias más conservadoras aplicadas sin equidad ni justicia, nos hacen llegar a situaciones deplorables, la condición humana no puede ser esto.

Hoy, en esta ocasión, cambiamos un dígito del calendario, pero ¿También habrá cambiado dentro de nuestras conciencias? ¿Realmente seremos mejores en 2018? Tal vez tengamos que llegar al final de este nuevo periodo, para volver a hacernos esos propósitos que nunca se cumplen pero que llenan nuestra mente de retóricas acciones que no verán la luz en muchos casos nunca y seguirémos la inercia del momento. Volveremos a colgar las guirnaldas, encenderemos el árbol de navidad y en muchos lugares se instalará el Belén, volveremos a las compras, a las comilonas…, en definitiva,  a otro nuevo fin de mundo y saltaremos la fecha, cambiaremos la hoja o incluso de calendario, pero lo cierto y lo seguro es una vez más que nos volveremos a ver un año más sentados desde nuestra zona de confort, en nuestro sillón preferido, escuchando nuevamente las primeras  notas de la apertura del Concierto de Año nuevo desde Viena.

P.C.G.- Madrid

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s