LAMENTABLE ACTITUD DE DOS DIPUTADAS DEL PARTIDO POPULAR CON LA ASOCIACIÓN VICTIMAS DEL PARO

Posted on Actualizado enn

IMG-20150625-WA0000

Hoy es uno de esos día que el cansancio se apodera de uno mismo  pero la satisfacción personal es mayor y pesa más que el propio cansancio., al levantarme esta mañana aún resuenan en mi cabeza las palabras que ayer tarde escuché en la reunión convocada por la asociación Víctimas del Paro,  que tuvo lugar en el congreso de los diputados en Madrid. Igual que esos sonidos, aun mi retina con claridad refleja la semblanza de del momento. Ya hace tiempo que entendí el problema de la desafección política que hoy  los ciudadanos de nuestro país España  tenemos con nuestros políticos,  pero no es tanto pensarlo como vivir alguna situación que te haga reafirmarte aún más si cabe en esos postulados personales, aunque no todos los políticos son iguales.

Esta pequeña crónica, se la quiero dedicar a todas esas personas que cada día al salir el sol no saben que pondrán encima de la mesa para comer, a esas personas que seguramente en unos minutos los sacarán a la fuerza de su casa, a las que deambulan por la ciudad buscando una posible oferta de trabajo y que llevan meses y meses haciéndolo, a aquellas que hacen sus maletas porque tienen que buscar trabajo lejos de nuestras tierras, a aquellos y aquellas, que el momento actual, les ha dado un guantazo del revés y se han visto  afectados por una situación triste y muy complicada.

Un abrazo especial para aquellos y a aquellas,  que un buen día quisieron poner fin a  sus vidas pero no lo consiguieron y que hoy están en la lucha cotidiana del día a día buscando salidas para ellos y para otros y otras que siguen en ese caminar tropezando con muros más fuerte que el hormigón y que son los que pueden llegar a levantar la condición humana por su falta de sensibilidad en ocasiones, para ellos mi ayuda en la medida de mis posibilidades vaya por delante y gracias por estar ahí.

A las catorce horas  y diez minutos y antes de la reunión mencionada me senté con unas compañeras y compañeros de lucha en torno a una mesa, algunos de ellos no se atrevían a pedir su comida por miedo a que al llegar el momento de afrontar su coste no pudiesen  hacer frente a la mismo sus ojos en mucho momentos se  llenaron de lágrimas, delataban una impotencia personal que no podíamos evitar pero que en ese  instante  si podíamos paliar aunque fuera momentáneamente haciéndoles salir por un instante de ese sin vivir diario . Preparábamos la reunión que seguidamente tendríamos y que ya os he anunciado.

Realmente, las historias de cada cual, y las de un gran número de afectados que no estaban allí pero que si estaban representados, acompañaron un sencillo menú de 11 euros. Hablamos de política durante el almuerzo, escuchamos los relatos de sus vidas atentamente para poder llegar con más fuerza si cabe al momento clave del día, las 17 horas. Joaquín el presidente de la asociación de Víctimas del Paro, vino en autocar durante horas a Madrid desde un Pueblo de Almería lleno de ilusión por arrancar algún compromiso a los diputados que quisieron sentarse a la mesa de trabajo,  nos transmitía por momentos sus inquietudes y compartía su cierto nerviosismo por que el encuentro fuera positivo y saliese bien.

El arco de metal nos dio la bienvenida a las dieciséis horas cuarenta y cinco minutos, tras él,  el ujier comprobaba las acreditaciones y con unas mínimas explicaciones a la sala de reuniones. Recorriendo el pasillo encontramos los despachos de los grupos parlamentarios y a sus señorías que de un lado para otro recorrían los mismos.

Un amable empleado, no abrió la puerta de la sala y nos prendió la luz, nos fuimos acomodando y en un momentín, apareció en escena el primero de los representantes que confirmaron su asistencia y facilitador del encuentro.

Ya era un éxito lo que Joaquín García Martín había ido preparando durante semanas y meses.

Siguieron  llegando el resto de representantes de partidos políticos  y a cada cual un estilo diferente les delataba, era el preámbulo de una sesión tan surrealista como cual película de hisko, la falta de sensibilidad por los problemas de los ciudadanos se hizo patente por parte de algunas personas, ni el relato personal de dos afectados directos por situaciones muy precarias, les conmovió, las representantes del partido Popular, en su pedestal y punto, esto es lo que hay, además pretendiendo en todo momento tener la razón de su parte.

Participaron; Asociación Victimas del Paro, Convocatoria Cívica, Movimiento RED, CDC, PNV, PSOE, PP, Podemos, UPyD, Ciudadanos, Izquierda unida y Somos.

Estábamos allí con el firme propósito de arrancar el compromiso de la creación continuada  de un grupo de trabajo para llegar a saca adelante una Renta Mínima, para los ciudadanos de un país que se dice libre y democrático.

Se inicia el momento y cada cual se va presentando con normalidad, hasta que “nos topamos con la Iglesia amigo Sancho”, las parlamentarías del partido Popular tomaban la palabra y con un gran halo de hipocresía, nos dan la bienvenida a la casa de todos; según nos dicen; a la sede parlamentaria, para acto seguido sin despeinarse ni inmutarse, la primera de las dos señoras con la mayor de la arrogancias y sin titubeos, nos comenta que ese no es el lugar más apropiado para realizar este tipo de encuentros y que los parlamentarios ya trabajan a diario, sobre los temas que les hemos puesto encima de la mesa anteriormente, enviados por correo electrónico, en comisiones y subcomisiones;  como si no fuera esa su labor, digo yo; eso sí,  tampoco creo que llegasen a preguntarse, si es de esa forma como quieren los ciudadanos que se trabajen estos temas; fuera de la realidad diaria. No es tanto lo que se diga si no como se diga y desde luego estas señoras, sumidas en la mayoría absoluta de una representación legítimamente cuestionable por los repetidos incumplimientos de sus promesas electorales, no dejan títere con cabeza y demuestran una vez más el talante déspota y arrogante, que da, el no saber administrar  la representación  de una mayoría absoluta, todo menos humildes y sensibles al tema demostraron ser. Yo me pregunto ¿Pero quien paga  a estas señoras su pingüe sueldo mensual?

Dos afectados por la crisis directamente en gran medida, expusieron su situación; en ese momento, habíamos conseguido llevarles a sus puertas el problema de la calle, que aunque lo conocen por referencias próximas según dicen,  no creo que al menos estas mujeres, tuviesen una clara idea de hasta dónde puede llegar la desesperación.

 Con la misma arrogancia que llegaron, se fueron yéndose una detrás de la otra según parece porque tenían que ir a una comisión y a otra subcomisión y por qué no les valía el formato de la reunión convocada, pensaban que era otra cosa; son diputadas del área de trabajo y asuntos sociales,  así se fueron, sin comprometerse a nada y sin ni siquiera querer hacer ningún aporte a un posible grupo de trabajo que debería salir de esta reunión, eso sí, admitían que les enviásemos propuestas para tomarlas en consideración y meterlas en su  próximo programa electoral; ósea, a demás le hacemos parte del trabajo que su partido debe hacer y en el peor de los casos, una vez presentadas esas ideas, seguramente, las  dejarían archivadas como tantas otras cosas  a bien seguro en la P, si en la P de papelera dada la sensibilidad demostrada por el tema. Una falta total de sensibilidad por las Victimas del paro y una arrogancia supina, fueron la nota muy discordante de estas representantes y la descortesía desde el primer  momento al decir que se tenían que ir enseguida, no respetando ni tan siquiera el trabajo de un nutrido grupo de personas realizado durante meses.

Una vez salieron de la sala la reunión se desarrolló en otro tono y se llegó al compromiso con Emilio Olavarria parlamentario de PNV, de sentarnos a trabajar conjuntamente y el resto de formaciones de una forma u otra manera también se unieron a la iniciativa y nos propusimos entre todos  sacar un proyecto adelante durante el verano para poder presentarlo después de la  apertura de la siguiente legislatura aportando ideas y estudiando informes que ya están  realizados para mejorar la propuesta base.

Sobre las 21 horas, salíamos del parlamento con algunos objetivos cumplidos y otros por cumplir, con ganas de trabajar y organizarlo todo para ello,  pero con la sensación y el sentimiento de que hay personas en esa casa, que no merecerían estar en la misma y además no están legitimadas por sus actitudes para representar los interese de los ciudadanos y saqué  el firme convencimiento de que estás referidas señoras, sólo trabajan para ellas mismas, sus bolsillos y los de su partido Político,  pero no para el interés general de la ciudadanía.

Había pensado escribir este texto en clave irónica; por aquello de la ley mordaza para irme acostumbrando por que también se nos quiere amedrentar, pero no, no, he decidido ser claro y contar lo vivido ya que la realidad siempre supera la ficción.

Lo que tengo claro es  que seguiremos luchando por un mundo más justo.

P.C.G.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s