GALLARDÓN OFRECIÓ AYUDA A URDANGARIN PARA IMPULSAR UN NEGOCIO DE 6 MILLONES DE EUROS

Posted on Actualizado enn

f1b0e3b6520f7fc2a9ca36cdeb3ffb15

ORGANIZÓ PARA EL YERNO DEL REY CENAS CON EMPRESARIOS

Elconfidencial.com

 José L. Lobo

La relación de Alberto Ruiz-Gallardón con Iñaki Urdangarin y sus negocios fue más estrecha de lo que ha trascendido hasta ahora. El actual ministro de Justicia no sólo pagó con fondos públicos, siendo alcalde de Madrid, 144.000 euros a una fundación del yerno del Rey por unos trabajos para promocionar la candidatura Madrid 2016 de los que no hay el menor rastro, sino que se implicó a fondo para impulsar uno de los proyectos estrella del duque de Palma: los Juegos Europeos de Valencia, unas Olimpiadas en versión continental por las que la Generalitat de Francisco Camps se comprometió a desembolsar seis millones de euros al Instituto Nóos.

El 6 de mayo de 2004, Gallardón, entonces alcalde de Madrid, apadrinó una discreta cena privada en la capital de España para que Urdangarin presentase su proyecto de Juegos Europeos a un selecto grupo de empresarios. El encuentro se celebró en el domicilio de Juan Antonio Samaranch Salisachs, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) e hijo del ya desaparecido Juan Antonio Samaranch, expresidente del COI. Entre los asistentes se encontraban José Manuel Entrecanales, de Acciona; Javier Díez de Polanco, ex-Sogecable; Guillermo Mesonero-Romanos, en ese momento vicepresidente de Ebro Puleva, o Javier Serratosa, de Uralita.

El objetivo de aquella cena ideada por Gallardón no era tanto el apoyo de los ilustres comensales a los Juegos Europeos como asegurarse de que ese proyecto no perjudicaría las aspiraciones olímpicas de Madrid, que entonces era una de las ciudades candidatas a organizar los Juegos Olímpicos de 2012, finalmente adjudicados a Londres un año después. El yerno de Don Juan Carlos aseguró a sus interlocutores, en presencia de Gallardón, que la competición valenciana, lejos de mermar las posibilidades de Madrid 2012, podría ser un acicate para la candidatura de la capital y no interferiría en esta, ya que los Juegos Europeos se celebrarían dos años antes.

“No dudes en contactar conmigo”

Una semana antes de la reunión en casa de Samaranch Salisachs, su secretaria, Marie Carrillo, envió un email a la secretaria de Urdangarin en el Instituto Nóos, Luisa Massuet, para comunicarle la lista definitiva de asistentes. “Para cualquier pregunta que tengas al respecto, no dudes en contactar conmigo”, escribía Carrillo, que adjuntaba la relación de comensales. En ella, además de los ya citados, aparecían Guillermo Morenés, de MB Capital Advisors; Gabriel Masfurroll, de United Surgical Partners Europe; Yolanda Manfredi, de Trio Asesores Inmobiliarios; Pedro Gómez de Baeza, de GBS Finanzas, y Feliciano Mayoral, consejero delegado de Madrid 2012.

Nadie en aquella cena puso trabas al proyecto de Urdangarin. Y en los meses sucesivos el yerno del Rey se batió el cobre para convencer de las bondades del mismo no sólo a Camps, sino a un puñado de personajes influyentes vinculados al movimiento olímpico, entre ellos Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español; Jaime Lissavetzky, entonces secretario de Estado para el Deporte; el waterpolista Manuel Estiarte, miembro del COI, o la infanta Pilar de Borbón, hermana del Rey. Con todos ellos se reunió por separado en el otoño de 2005, unas veces en solitario y otras en compañía de Isidre Rigau, consultor de Madrid 2012, y Antonio Ballabriga, mano derecha de Urdangarin en el Instituto Nóos junto a su socioDiego Torres.

Rigau, que fue director logístico de los Juegos de Barcelona 92, cobró casi 75.000 euros del Instituto Nóos por su supuesta labor de asesoría en el proyecto de Valencia. Y Ballabriga, que estuvo imputado en el caso Nóos, fue el encargado de diseñar la estrategia de lobby con las entidades olímpicas y, sobre todo, con las federaciones deportivas europeas, para convencerlas de que los Juegos de la Comunidad Valenciana no dañarían sus intereses económicos. Para ello encargó un estudio jurídico al bufete Cuatrecasas, que designó como interlocutor ante el Instituto Nóos al abogado Miquel Terrasa, primero, y más tarde a Miguel Trías Sagnier.

Siempre informado

Fuentes muy cercanas a Urdangarin han asegurado a El Confidencial que el duque de Palma mantuvo informado a Gallardón de todas esas gestiones con el objetivo de garantizarse que Madrid no pondría obstáculos a los Juegos Europeos. Para entonces –julio de 2005– la capital de España había sido apeada de los Juegos Olímpicos de 2012 en detrimento de Londres, pero pronto presentaría su candidatura a los de 2016. El yerno del Rey vendió a Camps que tanto Gallardón como Blanco y Samaranch Salisachs veían con buenos ojos el proyecto, y en octubre de 2005 el entonces presidente de la Generalitat anunció públicamente la candidatura de la Comunidad Valenciana.

Lo hizo en una rueda de prensa en el Palau de la Generalitat y acompañado del propio Urdangarin y el presidente del COE. Camps dijo que los Juegos Europeos no eran “una utopía”, sino “un sueño, algo palpable”, y aseguró que el proyecto supondría “un esfuerzo inversor de 400 millones de euros”en la Comunidad Valenciana. El duque de Palma, más comedido, afirmó que se tomaba el proyecto como un “reto personal”. Sólo dos meses después, en la Navidad de 2005, la Generalitat firmaba el convenio con el Instituto Nóos por el que este se comprometía a diseñar el sueño olímpico de Camps a cambio de seis millones de euros.

Pero, antes de la firma, Urdangarin se reunió una vez más con Gallardón para hablar de los Juegos Europeos. Fue el 15 de noviembre de 2005, según consta en otro correo electrónico al que ha tenido acceso este diario. De nuevo Massuet, secretaria del duque de Palma, escribe: “Acordada con María reunión el 15.11.05 18.30 h. para Juegos Europeos. Pendiente de confirmar por ellos”, en alusión a la secretaria de Samaranch Salisachs. Las fuentes consultadas no han sabido precisar si, además de Urdangarin, Gallardón y Samaranch junior, hubo otros asistentes a ese encuentro.

Tras esta cita se produjeron muchas más. Cuatro meses después, en marzo de 2006, Gallardón acudió a la sede madrileña de ESADE, la escuela de negocios en la que se formó el duque de Palma y buena parte de la plana mayor del Instituto Nóos, para presentar el libro El patrocinio visto por sus protagonistas, escrito por el yerno del Rey y su socio Torres. Antes de la presentación del ensayo, cuyo prólogo fue redactado por el propio alcalde de Madrid, este se reunió con Urdangarin y Carlos García-Revenga, secretario personal de las infantas Elena y Cristina de Borbón, junto a varios directivos de ESADE y el Instituto Nóos.

Gallardón, Urdangarin y Carlos Sainz

En uno de esos encuentros, y tras el fiasco de Madrid 2012, Gallardón llegó a proponer a Urdangarin que liderase la candidatura olímpica de Madrid 2016, también fracasada. El duque de Palma expresó por escrito al entonces alcalde su “absoluto apoyo” al proyecto, pero rechazó la oferta, y sugirió el nombre del piloto Carlos Sainz como “alternativa para el liderazgo de la candidatura”. Sin embargo, el vínculo entre Gallardón y Urdangarin no se debilitó por ese rechazo. Antes al contrario.

En 2007, siendo aún alcalde de Madrid, Gallardón autorizó pagos al yerno del Rey y su Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS), la sucesora del Instituto Nóos, por importe de hasta 12.000 euros mensuales durante un periodo de al menos dos años. Los desembolsos se hicieron a través de la Fundación Madrid 2016, impulsada por Gallardón para promocionar la frustrada candidatura de la capital como sede de los Juegos Olímpicos, y fueron camuflados como donaciones para evitar que Urdangarin tributara por esas cantidades. Según un informe de la Fiscalía Anticorrupción incorporado al caso Nóos, Urdangarin ingresó esas cantidades sin contraprestación alguna.

El juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach se han opuesto hasta la fecha a que Gallardón preste declaración para aclarar esos pagos, ni siquiera en calidad de testigo, como han pedido reiteradamente el abogado de Torres y la defensa del sindicato Manos Limpias. Pero tres antiguos colaboradores del ahora ministro de Justicia siguen imputados en la causa. Se trata deMercedes Coghen, exconsejera delegada de Madrid 2016; Gerardo Corral, director financiero del proyecto olímpico, y Miguel de la Villa, exdirector de Deportes del Ayuntamiento de la capita.

declaracion-inaki-urdangarin

imagen-sin-titulo
imagen-sin-titulo (1)

1111111111111111

Gallardon-y-Urdangarin

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “GALLARDÓN OFRECIÓ AYUDA A URDANGARIN PARA IMPULSAR UN NEGOCIO DE 6 MILLONES DE EUROS

    José María Álvarez Moreno escribió:
    22 22Europe/Madrid abril 22Europe/Madrid 2014 en 12:17

    Vamos como un pequeño Bildelberg a la española.
    Esto es como el sucedido en los exámenes de conducir: Aparece un extraño apoyado en la pared y te dice -si me das 10.000 pts intercedo por tí con el examinador para que te apruebe-. Le dá el dinero y apruebe o suspenda el timo queda impune al justificarse cualquiera de las posibles situaciones. (Que el examinador era un hueso si suspendes o que le ha convencido si apruebas).
    En eso está el juego en inculpar a la familia real con la escusa de que ellos sigan con todo lo demás hasta acabar con los presupuestos generales del estado, la deuda, los intereses de la deuda, etc, etc, etc.

    Me gusta

      P.C.G. respondido:
      22 22Europe/Madrid abril 22Europe/Madrid 2014 en 20:33

      Gracias José María por tu aportación, Un saludo

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s