CUANDO EL PUEBLO HABLA UN POLITICO SE CALLA.

Posted on Actualizado enn

Presentación1

No quisiera que el título de este artículo pudiese parecer una máxima imperativa o un pensamiento de corte despótico, sencillamente solamente es, un título y es desde el mismo, desde donde he querido que arrancase, esta reflexión reflexión, porque en estos días un montón de imágenes, nos han llevado a ver, como una gran número de inocentes han perdido su vida en la plaza de la Libertad de Kiev. Vaya mi reconocimiento y admiración; llena de un profundo dolor, por todos ellos, sus familias, hijos amigos y por todos los que puestos al frente de una causa que naciendo del propio pueblo, han sabido defender, con toda la dignidad necesaria y con todas las fuerzas hasta el final.

Vaya también mi dedicatoria, para el pueblo de Venezuela, donde esperemos que los acontecimientos que están acaeciendo estos días, no lleguen a acabar, como los mencionados anteriormente y también mi dedicatoria, quisiera hacerla extensiva a todos los pueblos sometidos por cualquier tipo de opresión, sea del tipo y del color que sea.

“NO EXISTEN DICTADURAS, SI NO DICTADORES”.

Ayer tarde estuve repasando el video de la entrevista que Jordi Évole, le hacía no hace muchos días al escritor y periodista, Arturo Pérez Reverte, no puedo, pude y podré estar más de acuerdo con sus apreciaciones, no pueden ser más claras sus palabras.

Desde aquí quisiera continuar con mi relato. Hay dos cosas en las que quisiera reparar derivadas de la palabras de Reverte, por un lado, el aguante que puede llegar a tener un pueblo, a que se debe y porque y por otro lado, porque dice, el periodista,  que será necesaria una nueva generación para que tras recibir una adecuada educación, esa, sea capaz de retomar las situaciones y sacar la mentalidad social adelante, con nuevos horizontes; esto me hace pensar.

Bien, el aguante del pueblo, bajo mi punto de vista, por supuesto, creo que viene derivado por varias cuestiones que conviene tener en cuenta, la primera el miedo a la desestabilización, la segunda al egoísmo personal, una tercera, debida a la falta de solidaridad y la hipocresía mundana, también el miedo a las represalias y a perder el estatus personal, ya que yace en el pensamiento colectivo, aquello de que “mientras los acontecimientos pasen por delante de mi puerta, pero a mí no me afecten, el problema es del vecino”, parece que no existiesen problemas colectivos. Parece que y es cierto, que llegamos a pensar que si pasa la marea ya no tenemos problema, aunque de cierto tenga poco, e intentamos mantenernos en el punto de partida inicial de los acontecimientos y retomar en ese punto el camino sin que nada haya cambiado, una vez todo haya terminado; las crisis son pasajera, se llega a pensar; graso error ciertamente, Arturo.

Sería bueno traer a colación ahora y recordar la forma y el estilo de vida que nos pusieron delante durante el periodo de la burbuja inmobiliaria en nuestro país, parecía que en España, nunca hubo un pobre, el que no subía un escalón, terminaba subiendo una escalera, a costa de quien fuera y de lo que lo que fuera ¿Y ahora vamos a rasgarnos las vestiduras? No fuimos capaces o no quisimos ver la mentira, el engaño, lo cómodo fue dejar llevarse por la inercia de los mercados y de la política, ahora nos duele la cabeza ¿Verdad?

Parece que una vez más, lamentablemente, se cumple el dicho, de que cuando el pobre come pan, el rico, es solomillo de ternera lo que se lleva a su boca. Yo me pregunto, si no será posible que podamos empezar a tomar conciencia de ello y volver a los postulados que hicieron que en nuestro país las situaciones tomasen un rumbo diferente, tras el periodo dictatorial del general Franco; habiendo aprendido de nuestra propia experiencia y me pregunto también, cuándo llegará el momento, ¿No hemos sabido aprender aún de nuestros propios errores? ¿No podemos hacer que lo que sirve se quede y lo que no, termine siendo aviado? No quisiera llegar a pensar por un momento, que esto es así y que la vida de nuestros muertos y el esfuerzo de nuestros mayores, por la libertad, no sirvió para nada. Desde luego como esperemos a que alguien venga a sacarnos las castañas del fuego, porque si no,  apañados vamos y esperar a que una nueva generación llegue, se prepare y cambie la forma de pensar de este cuerpo social, teniendo en cuenta, que la educación que nos están replanteando hoy, es del mismo corte de la que teníamos hace 40 años o más, creo sincérame, que puede ser un error, que la historia se volverá a repetir y que por supuesto no será para mejor, si se confirman estas premisas. Seguramente a mí, no me tocará ya verlo, pero me apena que nuestros jóvenes, tengan que volver a pasar por ello y que el esfuerzo de años, haya sido en balde, aunque bien es cierto, que nadie escarmienta por cabeza ajena, aunque espero que esta hipótesis, no llegue a cumplirse nunca.

Creo que nuevamente volverán a ganar los mismos de siempre, y los pobres volveremos a bajar la cabeza sin más necesidad, nos comeremos nuestro orgullo y reventar de impotencia, es triste pero es así, si no somos capaces de cambiar algunas cosas. No me gustaría verlo y si quisiera, que los nuevos visos fueran otros y que se cambiaran en un tiempo récor, como en nuestro país, somos capaces de hacer las cosas cuando queremos, es por ello que pueda decir y digo, “Que cuando el Pueblo habla, el político se calla” está en nuestras manos, no sigamos estando sometidos a sus dictados y cambiemos las cosas. La legitimidad que se le da a esta casta, “no se compra”; bueno, “no se vende”; bien, “no se mendiga”;  vale, lo cierto y lo seguro; y esto ahora lo quisiera sacar más allá de nuestras fronteras, es que ésta, solamente se la puede o debe dar el pueblo a sus gobernantes, si no fuera así, cualquier otra forma de gobierno diferente, se llamaría dictadura con mayúsculas, venga de donde venga y sea del signo que sea, no las hay mejores ni peores, solamente existen dictaduras. Cuando la falta de libertades se hace patente en el ámbito social, hay que empezar a desconfiar de todo lo que nos rodea, quienes son los culpables, quienes son los que les están dando cobertura, a quienes le beneficia …

Un político ¿quién es? ¿Cuál es su razón de existir? ¿Por qué viven de su profesión? ¿Cuál debe ser su cometido?.. Serían tantas las preguntas, no es una persona con derecho de pernada, no es un sabelotodo, no es quien debe vivir con más privilegios que quien no se dedica a ese trabajo, no es quien debe enriquecerse a costa del sufrimiento ajeno,… pero si es quien ha decidido dedicar su profesión; en muchos casos a la servicio de los demás, a la administración de los medios y recursos de todos, eso si debe ser un político, una persona abnegada, ejemplar, con vocación de servicio y que buscara siempre el beneficio general y no el particular, no, no es una utopía, es una realidad, también existen personas capaces de actuar y ser así, son esta palabras las que justifican mis términos anteriores y no cabe más remedio que seamos todos y cada uno de nosotros, los que pongamos un grano de arena en el montón, que miremos al vecino, le entendamos y comprendamos y que cuando tomemos una firme decisión, pensemos en las consecuencias y que todo no nos dé lo mismos. Solamente con actitudes como estas, son con las que damos coberturas a esas partidas de sinvergüenzas, que no tienen escrúpulos para nada y a los que le da igual el valor de la vida, un valor que para ellos es, en muchos casos, un cero, cero, cero, patatero.

No haría falta tener las cárceles llenas con presos políticos, no sería necesario que nadie dejase su vida en el asfalto a causa de los disparos de los franco tiradores  o no sería necesario, ejércitos que se revelen contra su propio pueblo, si “Cuando el pueblo habla, los político se callasen”. El pueblo, no puede perder la palabra, Tomemos buena nota y si somos capaces de asimilar la idea, unamos las fuerzas y establezcamos una revolución universal, dentro del día a día; ya que la justicia universal, también nos la están capando, reinventemos el sistema y seamos capaces de mantener las fuerzas unidades por encima de los intereses de terceros, de esos que no son de la condición humana y que solamente viven en pos del de su propio enriquecimiento personal. No esperemos que llegue una nueva generación, regeneremos las ideas de las actuales y terminemos con la paupérrima fuerza que algunos pretenden tener, conquistar o imponer, porque no olvidemos nunca, que, “Cuando un pueblo habla, el político se calla”, y esto debe ser así porque si no, tu existencia, señor político, no tiene razón de ser.

Un voto, señor/a político/a, no garantiza su impunidad, ya que el peso de la ley le perseguirá, si no cumple con sus obligaciones o si se excedes en el ejercicio de las mismas, si meten la mano donde no debe o si no sabe respeta la vida de sus representados. Si no es capaz de darles seguridad jurídica y además tiene el desparpajo de reírse en sus narices de cualquier cosa, además  pensando que quien mete un voto en la urna es un ignorante y no sabe lo que hace aunque a ti es lo que te importa, para lavarte la cara y poder decir que fuiste elegido, entonces, señor/a político/a, ha llegado el momento de pensar, ¿Para qué fuiste elegido? Y posiblemente es el momento de decidir su marcha, Usted ya no sirve para conseguir el objetivo común. Que no  lo olvide nadie, que un político no es un Dios y ni ellos ni sus cómplices economistas, tienen ningún derecho a manejar la vida del mundo a su atojo y es por eso que es el pueblo, el único soberano que pone y quita razones y por tal señor/a político/a, recuerden, que:

  “CUANDO UN PUEBLO HABLA, UN POLÍTICO SE CALLA.”

arturo_perez_reverte

 

PCG-Madrid.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s