UNA CARTA PARA FRAN.

Posted on Actualizado enn

fotonoticia_20130617091404_800

Querido Paco, estos días he tenido tiempo para dar un repaso retrospectivo a nuestras vidas, hoy quisiera pedir disculpas a mis lectores y seguidores, pero este artículo quisiera especialmente dedicártelo a  ti, en estos momentos duros, delicados y que desde la postración en un hospital espero que te llene de fuerza para salir adelante. Hay puñeteras enfermedades, que hoy por hoy se combaten, pero que la lucha es tan atroz, que los esfuerzos de todos son necesarios para que las personas afectadas puedan sentir el cariño y el amor que se les tiene.

Cáncer es un nombre, pero hoy significa lucha, tesón, fuerza, superación, firmeza, orden, organización de vida… en definitiva, ganas de vivir, ese creo que es el secreto. Creo y espero que mis palabras sirvan como un soplo de respiro y aire fresco, para aquellos que sufren y padecen; como tú, el descarnado y brutal efecto de esta plaga del siglo XXI y que  Junto a otras afecciones, nos hacen estar en guardia constante, para que no puedan progresar y ahoguen esas ganas de vivir.

Recordaba estos días ese tiempo en el que recorríamos la calle San Luis de Sevilla, camino al colegio de la Salle, donde nuestros padres con el mayor de los esfuerzos quisieron que nos educásemos, esas peleas por llevar el canasto de la comida, el puesto de los calentitos por la mañana, la freiduría de Macarena por la tarde, la plaza de Pumarejo en tantos momentos, la iglesia de Santa Marina, donde nos íbamos a ver los cráneos que se guardaban dentro entre los escombros de las obras que duraron años, la muralla de la Macarena donde nos subíamos para jugar y encontrar tesoros, el autobús de San Jerónimo, donde como tu bien sabes, siempre me peleaba por un asiento para mis hermanos y la llegada a la puerta de la Fasa, pasando por la venta de los Gatos y el puente de San Jerónimo, junto a la tapia del cementerio. También me acordaba del Santo negro, quien hoy sigue estando a orilla del Amarguillo, las huertas de tomates, la vaquería y el campo de los soldados donde nuestro padre nos llevaba a jugar, mientras madre ponía en orden la casa y la rebusca de melones y sandia al final de la campaña de la fruta. También recuerdo la figura de padre, viniendo de trabajar, con las talegas llenas y las fiambreras repletas de comida  de la residencia de los estudiantes y los chuscos con lo que podíamos ir comiendo y alimentándonos al igual que a algunas familias de nuestro vecindario.

Recuerdo también a salvador aquel anciano hombre que vendía chuches en la puesta del colegio con su carrillo y que tenía en época, los dátiles más sabrosos de toda Sevilla y que para mí suponían una delicia, cuando me los regalaba, por cuidarle el negocio cuando tenía que ir a hacer sus necesidades; en esos momentos, podérselos comprar era muy difícil, nuestra economía no llegaba para más y nuestros padres lucharon siempre por intentar darnos lo mejor. Parece que fue ayer pero mira cuanto tiempo ha pasado.

Esos tiempos fueron también de mucha lucha, un ayer en un hoy, han vuelto los tiempos duros y complicados, la diferencia es que hemos crecido y somos nosotros los que tenemos que buscar las salidas, ya no piensan por nosotros y hay que ver lo cuesta arriba que se nos está haciendo todo, la economía no ayuda y los políticos tampoco.

Anteriormente a esta etapa, recuerdo también los tiempos de la guardería, en el barrio, donde la entrada siempre recogía, el brazo en alto y el canto del Cara Sol, las plegarias de la  mañana, la leche en polvo del desayuno; que nos dejaba unos bigotes  blanquecinos y que era en sustento de la mitad de la jornada, era la época final del franquismo, que nos tocó vivir también, otra complicada época, en fin, en definitiva vivencias.

También pienso, cuando ya en Madrid, hacías de lazarillo cuando padre estaba en fase de recuperación de sus enfermedades y adicciones, esos tiempos también fueron complicados, pero si te das cuentas, fueron superados, recuerdo; aun estando en Sevilla, la noche que tuve que ir a buscarle una tónica que quiso para hacer su digestión y me intentaron secuestrar, días después una pequeña aparecía muerta en el río Guadalquivir, después de su desaparición, lo recuerdo como si fuera hoy.

Ves Paco ¿ Cuantos momentos complicados hemos superado juntos ? Ahora no puede ser menos y es por eso que cuando tú me llamas siempre acudo, sabes que no existen diferencias posibles que puedan romper nuestro lazo de unión y sabes bien que nunca has estado sólo, siempre hemos estado a la expectativa respetando tu vida y tu privacidad, pero pendientes, es por eso que no soy ajeno a cualquier situación que se presenta, desde el silencio, la segunda fila y la discreción, siempre hemos seguido tus pasos aunque te pueda parecer mentira, es por ello que cuando menos te lo esperabas siempre alguien aparecía en tu defensa y en cualquier momento.

Hoy Paco, tenemos otra lucha más y sé que esta batalla también la vamos a ganar; aunque suene retórico, pero es así, han aparecido en tu vida personas que realmente te quieren y te aman, además de las que siempre hemos estado incondicionalmente ahí y han desaparecido o están en ese proceso de ello, aquellas que aunque diciendo que has sido las que más te han querido, luego ha resultado no ser del todo cierto ya que en los peores momentos, han clavado la lanza del rencor y el odio en tus entrañas.

Nada, adelante, la vida a cada cual le traerá su destino y lo importante es saber sacar de la nuestra, aquello que nos hiere y nos daña. No hay peor cosa, que no querer asumir los errores propios y el daño que en algún momento se ha podido hacer a terceros a sabiendas de que se hace, eso siempre tiene a corto, medio o largo plazo un precio, no lo olvides nadie deja de pagar su factura.

Ahora sigue adelante, continúa tu lucha, sigue siendo valiente, para superar todos los escollos que la vida te  ha traído, quédate con lo que te valga y suelta lastre y saca de tu cabeza, tu mente y tu corazón, todo aquello que pueda perjudicarte y hacerte daño gratuitamente.

Querido hermano, ni que decir tiene que estamos contigo, que te quiero, que te apoyo y que quien quiera hacerte daño, me encontrará siempre enfrente para luchar con todas mis fuerzas contra ello y que no dudes que será así.

Hoy quiero una vez más, enviarte el mayo de mis apoyos desde lo más profundo de mi alma, mi mayor respeto y cariño, piensa que esta situación ha empezado a remontar y que día que pasa, batalla que se gana, adelante, mucho ánimo y fuerza.

Un gran beso.

PCG. Madrid 19-10-2013.

Cancer

Anuncios

Un comentario sobre “UNA CARTA PARA FRAN.

    Bitacoras.com escribió:
    19 19Europe/Madrid octubre 19Europe/Madrid 2013 en 11:32

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Querido Paco, estos días he tenido tiempo para dar un repaso retrospectivo a nuestras vidas, hoy quisiera pedir disculpas a mis lectores y seguidores, pero este artículo quisiera especialmente dedicártelo a  ti, en estos mome..…

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s