EL DECLIVE DE UNA PENOSA CLASE DIRIGENTE, ¡POR EL CAMBIO! TU DECIDES.

Posted on Actualizado enn

Hoy es uno de esos días, que parece que no pasa nada, es un día caluroso del rutinario agosto, donde las ciudades han dado paso a la soledad, los agobios al disfrute y los problemas económicos a la nebulosa de la contenida complacencia, como si se estuviese esperando el toque de salida en una carrera a ninguna parte, que se retomará en semanas venideras.

Prima de riesgo, Ibex, bolsa, Merkel, recortes… son términos que en estos momentos, parecen que no sonaran  en los oídos de los españoles.  Hoy disfruto y mañana ya veremos, una vez más, el cuento de la cigarra y la hormiga se repite, ya llegará septiembre.

Nuestra clase dirigente, este año; por supuesto,  no se quedan sin descanso, aunque estos días respiran un poco más tranquilos después de haber puesto sus caudales a buen recaudo. Parece mentira, que la cifra de evasión de capitales, en el primer semestre del año, lleve un montón de ceros a cuesta, parece que los que hasta ahora confiaban en nuestro país, han empezado a dejar de hacerlo y por otra parte, nuestros ricos no quieren dejar de serlo y la clase dirigente, inmersa de alguna u otra manera en esta tarea, no ha perdido tiempo y no se han ido a descansar hasta que han visto que la marea no les va a afectar demasiado y sus bolsillos no quedaran vacíos como los de otros.

Bueno, no sé que estará pasando por la cabeza de mis compatriotas, pero desde luego si se lo que está pasando por la mía y desde luego me gustaría equivocarme, pero creo que nos queda un 2012, 2013, 2014…, con una cuesta de enero que llegará desde agosto de 2012 hasta…

No se, si cuando algunos nos hablaban de reformas estructurales, se referían a lo que hoy estamos viviendo, supongo que no, ya que creo que no pensaron que ciertos asuntos no serían nunca conocidos, las redes sociales y algunos medios de comunicación, han sido unos buenos catalizadores para llegar a conocer todo ello.

Quisiera poner un punto positivo a todo esto, si lo que estamos pasando, no hubiera sucedido, la verdad sería, que nunca hubiésemos conocido hasta los limites; del momento, los lodos ocultos de nuestra clase dirigente y seguramente, seguiremos conociendo algunos que aun no hayan podido salir a la luz. Ahora sabemos que en nuestro país, los más sinvergüenzas, son los que mejor viven, acosta de los que menos tienen y de los que más arriman el hombro, algo que no es nuevo, pero que nunca podríamos imaginar hasta que limites podría llegar todo esto. Hoy los ciudadanos tenemos más pruebas para saber que es lo que no queremos, ni a quienes no queremos tampoco. Es hora de decidir, revelarse contra todo ello e ir creándonos una nueva conciencia y pensar en el futuro que nos gustaría vivir y que nos gustaría que viviesen las futuras generaciones.

Llegará el día y el momento de decir no a todo lo que las vetustas herencias han ido dejando a su paso, de perder de vista esas caras, que nos son tan familiares y que solamente han conseguido fastidiarnos la vida. Pensemos y esperemos con ansiedad el momento de dar paso a nuevas caras, a otras generaciones de ciudadanos, con ideas diferentes, estoy seguro que también, con sus errores, pero no olvidemos, que de lo vivido también se aprende, aunque ciertamente a veces no lo suficiente. Es obvio que se puede pensar, que estos ya se han enriquecido y los que vengan o puedan venir, también lo harán y querrán llegar a este nivel, pues también creo que seremos lo suficientemente listos, para no dejar que eso ocurra. Quisiera romper una lanza a favor y dar un voto de confianza, a aquellas opciones de dirigentes nuevos, con caras limpias, que dejen ver ideas claras, concretas, sensatas y bien estructuradas, capaces de poner freno a todo lo que huele a rancio, que tiene una gruesa costra de muchos años.

Lo que conocemos hoy, no nos gusta ¿Por qué no cambiarlo? Y si nos equivocamos, volvamos a cambiarlo, hasta encontrar un norte seguro y a personas con una gran dosis de honestidad, que sean capaces de contar las cosas como son, donde vamos o a donde  podemos llegar con claridad, para que todo el mundo lo entienda y que no tengan la ligereza de decir “anda y que se jodan”. Hoy nuestra clase dirigente no nos sirve, está podrida al igual que el sistema está obsoleto y la instituciones corrompidas. No nos valen, no, pero solamente entre todos podremos llegar a realizar la purga social necesaria para que el aire vuelva a tener un buen olor a limpio.

P.C.G. Madrid 04 agosto 2012.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s